viernes, 9 de junio de 2017

¡No Es Cualquier Cosa!

NO ES CUALQUIER COSA

La Vinotinto sub-20 enfrenta este domingo a Inglaterra en busca de titularse campeón mundial en su categoría. Para los que le parece poca cosa esta proeza hay que recordarles que este campeonato (que se juega puntualmente cada dos años desde 1977) solo ha sido ganado por 9 naciones: Argentina seis veces, Brasil cinco veces, y el resto de títulos se reparte entre Portugal, Serbia (en una ocasión como Yugoslavia), España, Ghana, Alemania, Francia y la desaparecida potencia de la Unión Soviética. No será el mundial de mayores pero no cualquier equipito gana este campeonato.

Además las figuras que descollan en estos mundiales luego son las estrellas del futuro, ¿que quién ha ganado esta Copa? Entre algunos campeones destacados de este torneo se pueden mencionar a Diego Maradona, Davor Šuker, Luís Figo, Juan Román Riquelme, Xavi Hernández, Iker Casillas, Javier Saviola, Dani Alves, Lionel Messi, Sergio Agüero, y Paul Pogba.

El torneo, que por cierto se llamó oficialmente Copa FIFA Coca-Cola hasta 1997, es la gran oportunidad de nuestro país para alzarse con un título relevante en el deporte más seguido del mundo. A mi entender ganarlo sobrepasaría con creces lo conseguido por los héroes de Portland de 1992 (baloncesto), y el título amateur conseguido en el mundial de béisbol de 1941.

El pasado jueves, cuando nuestros muchachos se enfrentaban a la ronda de penales, a muchos se nos vino a la cabeza la única ocasión en la que los venezolanos habíamos cruzado los dedos por nuestra vinotinto en este tipo de rondas, en esa ocasión (también en semifinales, pero de Copa América) no nos fue bien pues terminamos perdiendo frente a Paraguay el chance de jugar la final de 2011 en Argentina.

Pero estos chamos que para entonces tenían 14, 13  o menos años, seguramente también lo vieron, y estas instancias en sus psiquis no resultan tan ajenas e imposibles como a nosotros los nacidos en los 80, 70... Estos muchachos además, crecieron viendo los logros de una estrella coterránea llamada Juan Arango, que le hacía goles bajo la lluvia al Real Madrid, y que marcaba goles de ensueño a balón parado a cada equipo de Suramérica que enfrentaba. El logro de estos chicos a mi entender es en gran medida un logro de Arango.

Nuestra historia futbolística es escaza en cuanto a instantes memorables. Aquel golazo a Brazil de Ronald Vargas en un amistoso, el otro tanto maradoniano marcado por el zuliano Orozco en un suramericano de categorías menores. La goleada 0-3 impartida a Uruguay a domicilio. La verdad no son tantos los momentos de gloria vinotinto, todo comenzó con aquella victoria en el Pachencho 2 a 0 contra Uruguay de la mano de Richard Páez un 14 de Agosto de 2001, por cierto, un día antes me encontré a todo el equipo de la selección absoluta en el centro comercial Lago Mall de Maracaibo, caminaban sin alteraciones, nadie los miraba, nadie les pedía un autógrafo, excepto yo, que buscando una hoja en blanco y con bolígrafo en mano me dí el placer de capturar sus rúbricas y hablar con ellos sin apuro, estaban Mea Vitali, Rondón, José Manuel Rey, Gabi Urdaneta...

Antes de ese triunfo solo me viene a la memoria un irrelevante empate a 3 con Estados Unidos en una Copa América y aquel título de los juegos Centroamericanos de 1998, ganándole a México en un gran partido que tuve el privilegio de ver desde las gradas.

De lo que refleja este equipo sub-20 se puede hablar por horas. Su triunfo representó un bálsamo en horas tan aciagas de muestra patria, pero hablando estrictamente de lo deportivo hay que anotar lo bien que juegan, son ordenadísimos defendiendo, y al ataque no dependen de una figura relevante, tal vez despunte Peñaranda por lo interesante de su corta trayectoria, pero el equipo no depende de él. Ellos saben que el domingo tendrán su mejor vitrina, en busca de contratos en Europa para cumplir sus metas profesionales, aún cuando hay que reconocer que Venezuela era la selección número 6 entre las más costosas de este Mundial, superando incluso a Argentina.

El domingo es la cita, esperemos que la suerte nos ayude y los árbitros no jueguen en contra de este desconocido equipo latinoamericano que busca arrebatarle el primer título a un bien conocido Inglaterra. Yo confío en ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario